Clases de fotografía:
Adrian Luque

Reviewed by:
Rating:
5
On 16 enero, 2016
Last modified:19 enero, 2016

Summary:

How does it work? Exposure metering.

Para la primera entrada de esta página, hablaremos del exposímetro de nuestra cámara (también conocido como fotómetro). Es el encargado de medir la luz que entra en nuestra cámara antes de tomar la fotografía. El medidor va de -2EV a +2EV, también llamados pasos de luz, siendo el 0 el punto de equilibrio.

En la Antigua Grecia se creía que nuestro ojos emitían rayos que hacían posible nuestra visión… ahora parece una locura leyéndolo tal cual, pero os aseguro que sigue habiendo gente que no tiene tan claro que vemos gracias a la luz que entra en nuestros ojos al rebotar en los objetos de nuestro alrededor. ¿Qué locura, no?
La prueba la tenéis en el fotómetro de vuestra réflex. Nuestra cámara no mide la luz que llega al objeto a fotografiar (luz incidente) sino la luz que despide este objeto (luz reflejada). ¿En qué nos afecta esto? En todo.

Muchas personas creen que si mueven los parámetros para calcular una exposición de una determinada escena al punto de equilibrio, el 0, deberíamos obtener una fotografía correctamente expuesta, y cuál es su sorpresa al ver que en algunos casos la fotografía se le antoja sobreexpuesta (más luz de la que necesita nuestra escena), y en otros casos, subexpuesta (menos luz de la que necesita nuestra escena). Pues la conclusión a la que llegan es que el exposímetro de su cámara está estropeado… nada más lejos de la realidad. Por supuesto que puede darse el caso de una falta de calibrado, pero en general, lo que tenemos es una falta de conocimiento sobre el tema.

Para utilizar correctamente el fotómetro de nuestra cámara seleccionaremos el modo de medición puntual. Este modo sólo nos va a dar la medida de una pequeña zona central de nuestro encuadre. Aprovecharemos esta precisión para no sólo elegir la cantidad de luz reflejada en un objeto a fotografía si no un área del mismo color en nuestro objeto. Esto es importante porque, siempre y cuando le esté llegando la misma luz, la medida va a variar dependiendo del color al que apuntemos. No por el color en sí, sino por la cantidad de luz que refleja un determinado color. Es por esto que el fotómetro no va a preocuparse del color al que estemos apuntando, ya que él no ve colores, digamos que lo ve todo en escala de grises (como si viera la fotografía en blanco y negro), donde lo que tiende al blanco son zonas que reflejan más luz, y al negro, menos luz.

De este modo debemos aprender a ver por nosotros mismos la escena a fotografiar en blanco y negro, para entender así la información que nos está dando el fotómetro. Sabiendo esto, si apuntamos a un color blanco, estaríamos exponiendo correctamente la escena si el exposímetro nos marca que tenemos en torno a +2EV, y si por el contrario apuntamos a un color oscuro, -2EV. El 0 del medidor del exposímetro corresponde a un gris medio, del que se dice que refleja el 18% de la luz recibe. Realmente cualquier color puede darnos este tono medio, dependerá de su intensidad. Sabiendo esto, si queremos calcular el punto 0, deberemos llevar con nosotros una tarjeta de este gris medio sobre la que calcularemos nuestra exposición, o entrenar nuestro ojo para, a través de la técnica del ensayo y error, aprender qué tonos nos van a dar una determinada medida en nuestro exposímetro.

En cualquier caso, tampoco hay que obsesionarse con este tipo de medición ya que no es el único y cada cual aprende. Otro día hablaremos de otras formas de medir la luz de nuestra escena con las que quizá os podáis sentir más a gusto.

How does it work? Exposure metering.